¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

El Detractor (270)

E
Visitar página web/blogCastellano323 entradas

El Detractor es una página web/blog en castellano que ha publicado 323 entradas, siendo la última del día 03/03/2016.

The candle flame gutters. Its little pool of light trembles. Darkness gathers. The demons begin to stir.

El Detractor : Cayó en mis manos... [fuente]


27/09/2010

Cayó en mis manos...

Me encanta husmear en fanzines y revistas… ¿Qué material extraño, extraordinario o genial he encontrado?

Como la ciencia ficción es la neta del planeta (una de las cosas más chingonas que existen) pues comento dos números de Revistas de revistas.

El número 4149 lo dedicaron a la ciencia ficción. Salió a la venta el 4 de agosto de 1989, yo no lo compré ese año, en realidad cayó en mis manos allá por el 2008 (bueno, el año no importa), lo encontré en el bazar que se pone a las afueras del metro Balderas, a un costado de la Biblioteca José Vasconcelos; en dicho bazar venden libros, discos, fotografías, cómics y revistas atrasadas, o sea, tesoros de todo tipo.


Esta revista (fundada en 1910 y que ya no se publica) abría con caricatura política, tenían una sección llamada "Horroróscopo", en ésta se hacían breves comentarios sobre los acontecimientos políticos y socales del momento (tengo entendido que al principio sí se publicaban horóscopos, pero el periodista Mario Méndez Acosta -colaborador de la misma, como veremos- afirmó que una revista seria no podía publicar semejantes tonterías, así que se modificó de la forma señalada), Méndez Acosta tenía una sección llamada "La historia según boletines", donde, de forma humorística y a manera de noticia reciente comentaba algún episodio de la historia, también publicaban notas y análisis sobre la situación del país. Cada número trataban un tema en especial.

Este número lo abrió Raúl Gómez Miguel con un texto dedicado a Edgar Allan Poe, Alfredo Cardona Peña publicó parte de una entrevista que le hizo a Ray Bradbury, Mario Méndez Acosta escribió sobre el sexo en la ciencia ficción, Luz de Lourdes Calzada colaboró con una lista de e[...]

El Detractor : Mil demonios descansando [fuente]


21/09/2010

Mil demonios descansando. Todos ellos aburridos del juego aparentemente interminable.

Sé que la paz de la que ahora gozo pronto llegará a su fin.

El respiro, mi respiro no es eterno.

Despertarán. En cualquier momento. Despertarán y nada podré hacer para detenerlos, para enfrentarlos.

Entonces volveré a ser objeto de sus burlas, de sus bromas.

Entrarán en mi mente. Lo veo con claridad. Así son ellos.

Y a continuación...

Correré y gritaré y morderé mis puños hasta sangrar y giraré sobre mi propio eje hasta caer agotado y vomitaré y comeré mi vómito.

Romperé toda clase de objetos. Blasfemaré. Quemaré mis ropas.

Pediré ayuda a mi padre y a mis hermanos. Y cuando me explique, cuando exponga la razón de mi conducta, de mi sufrimiento, nadie me creerá.

Como última y desesperada medida hablaré con los demonios.

Lloraré pidiendo piedad. Suplicaré que me dejen en paz. Y escucharé sus risas hasta que, cansados de tanto sinsentido, vuelvan a dormir.

Así, tendré otro momento de paz.

Pero la paz no será eterna.

El Detractor : Confesiones de un escéptico [fuente]


17/09/2010

Confesiones de un escéptico

Cuando en 1991 Nino Canún decidió llevar a cabo debates acerca de los OVNIs en su programa “¿Y usted qué opina?” (primero en radio y luego en TV) Óscar García era un adolescente. En aquel momento decidió unirse al equipo de Jaime Maussán, posteriormente se uniría al equipo de investigadores de la Sociedad Mexicana para la Investigación Escéptica.

García tuvo una intensa actividad ufológica: investigó reportes de aterrizajes, casos fotográficos, entrevistó investigadores de varios países, también investigó supuestas apariciones de la Virgen María, etc. Fue uno de los editores de la revista Perspectivas Ufológicas, su trabajo también pudo leerse en la revista Duda (Editorial Posada), llegó a dirigir la revista Contacto OVNI.

La mejor época de esta última revista fue precisamente cuando la dirección estuvo en sus manos, y no podía ser de otra forma, pues ha sido uno de los más inteligentes ufólogos que ha habido en nuestro país. Sobre ese momento Luis Ruiz Noguez recuerda: Oscar García, quien llegó a dirigir la revista, recibía los artículos de los ufólogos y me preguntaba si tenía algo al respecto (para publicarlo). Eso estaba excelente, muy divertido, pero hubo golpe de Estado. Se reunieron los ufólogos y hablaron con el dueño, le dijeron “¿de qué se trata? esta es una revista de ovnis y está dirigida por escépticos, si no los corres nosotros nos vamos y la revista se va a caer”. Y no es mentira, pregúntale a cualquiera de ellos, a Mario Torres, a Luis Ramírez, a cualquiera de los que escribían. De cualquier forma tenían razón, no creo que la revista se hubiera caído, pero tenían razón en el sentido de que era una revista de ovnis y estaba dirigida a personas que creían en ovnis, y nosotros desmentíamos a los ufólogos.

Además de los OVNIs, a García le interesaba [...]

El Detractor : Detractores y cienciaficcioñeros [fuente]


14/09/2010

Detractores y cienciaficcioñeros sabemos quién es, de cualquier forma he aquí una pequeña presentación: Héctor Chavarría es periodista, montañista, socorrista y varios otros istas. También es escritor de ciencia ficción y ovnílogo escéptico.

Amablemente nos comparte un cuento de su serie "Las invasiones jubilosas". Éste apareció en el número 3 de la revista Asimov, ciencia ficción en español.


El Ánfora
Héctor Chavarría

¡Evohé!
Salutación de las bacantes a Baco.
Para la triple E: Elvira, Edrían y Enrique



Lo hallé vagando –como sonámbulo sería más correcto-, en las inmediaciones de Bucareli, por esa zona de la ciudad donde se dice aparecen geishas, vampiros, voceadores y cosas peores, habitualmente periodistas.
Iba en mangas de camisa a pesar del frío y mostraba una mirada ausente y febril. Al principio, sobre todo por su aspecto, creí que había sido víctima de un asalto, o que había escapado de una reunión de reporteros de policía.
-¿Qué onda Edrían?
Me miró como si no me viera, de hecho como si estuviera viendo a través de mí.
-¡Maldito traidor, hijo de...! –gritó con vehemencia. Y, comencé a pensar que algo traía conmigo.
Retrocedí con precaución meditando sobre la posibilidad de usar el paraguas como katana.
Me miró como si antes no hubiera estado ahí.
-No es contigo –dijo y volvió a tener la mirada perdida.
Comencé a idear cómo irme de ahí, a fin de cuentas, si Edrían estaba “pasado” era broca suya.
-¡No!, -exclamó- eso sí puede darles en la madre. ¡Sí! Eso...

Luego comenzó a reírse. Una risa suave al principio que luego fue haciéndose más fuerte hasta volverse una carcajada, que se detuvo de s[...]

El Detractor : Escepticismo para niños [fuente]


02/09/2010

Escepticismo para niños

La revista Skeptic es dirigida por Michael Shermer, en ésta aparece la sección Jr. Skeptic. El apartado para niños del número cuatro del volumen seis trataba de ovnis y extraterrestres (¿Sabían que Shermer fue abducido por extraterrestres? El director de la Sociedad de Escépticos cuenta su historia y la explicación: estaba muy cansado pues llevaba demasiadas horas sin dormir y había estado realizando demasiado ejercicio en su bicicleta).

How to Fake ufo Photos se tituló el artículo más interesante de esa sección. Aparecen niños trucando fotografías de ovnis. De hecho, Shermer ha organizado talleres de trucaje de fotografías de platillos voladores, éstos van dirigidos a los niños. Los niños fabrican sus “naves intergalácticas” mediante materiales de desecho y después les toman fotografías con cámaras desechables. Posteriormente son mostradas al público. Les quedan tan bien que la gente las llega a considerar buenas pruebas de las visitas extraterrestres. Aquí puede encontrarse información del taller.

Philip Klass escribió BRINGING UFOS DOWN TO EARTH (1997) pensando en los niños (Explicando los ovnis es la traducción al español de esta obra, sobre ésta se puede leer aquí).

En Las patillas de Asimov comencé una serie de entradas dedicada a lo que len México escriben los divulgadores de la ciencia y los científicos acerca de los ovnis y los supuestos fenómenos paranormales. Ahora toca el turno a la doctora Julieta Fierro, quien escribió un libro para niños en el que habla de extraterrestres y del "fenómeno ovni".

La doctora Fierro es una de las investigadoras más importantes de nuestro país, es una apasionada de la divulgación científica. Ha obtenido varios reconocimientos, entre ellos el Kalinga de la UNESCO y el Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia y de Periodismo Cie[...]

El Detractor : Hurto [fuente]


21/08/2010

Hurto

-¡Pendejo! ¿Cómo que te robaron las alas? -le preguntó su hermano mayor.

-Psss, es que se me pasaron las copas y me quedé dormido. –Contestó el jovencito.

-No mames. ¿Qué vas a decirle a mi papá? Te va a cagar.

-Ya ni me digas. Estoy que ni el sol me calienta.

*****

-Están bien chidas, güey. ¿De dónde las sacaste? -le preguntaron por enésima vez y él, feliz de la vida, comenzó nuevamente a relatar su “hazaña”.

-Pus me invitaron a una fiesta. En la fiesta conocí a un chavo bien chido. Tomé, bailé y fajé con él toda la noche. Ya cansados nos fuimos a un hotel. Ya en el cuarto, con ayuda de ciertas yerbas, exorcizamos el cansancio. Entonces cogimos una y otra vez hasta –ahora sí- quedarnos dormidos. Horas después abrí los ojos, los pajaritos ya empezaban a cantar en la calle. La idea se me ocurrió cuando estaba a punto de despertar al angelito. Lo besé en los labios a manera de despedida... no me miren así, no soy cursi, lo que pasa es que estaba guapo el güey. Y tratando de ser cuidadoso para no despertarlo, le robé las alas.

-¡Qué buena onda! ¿Y no te sientes culpable?

-Nel, si hasta parecen hechas a mi medida, ¿o no?

Y en eso tenía razón. Al adolescente se le veían bien. Unos se alegraban por él, otros decían que era un gandalla, un ojete. Dos que tres hasta sintieron envidia, “quién tuviera unas alas así”, pensaban...


*****

A las afueras de un hotel -sobre Calzada de Tlalpan, cerca del metro Portales- un muchacho se sienta, cada vez con menos optimismo, a esperar que pase aquel que un día le robó sus alas.

El Detractor : Bienvenido al club de la desmitificación [fuente]


19/08/2010

Bienvenido al club de la desmitificación

¿Por qué el nombre de “El detractor”? El término debunker puede ser traducido como refutador, desmitificador o detractor (o agente de la CIA, según los más radicales). En cualquier caso se trata de un término despectivo. Pero vayámonos por partes.

A estas alturas del partido queda clara la razón por la que los ufólogos no han podido presentar pruebas irrefutables de la presencia de civilizaciones extraterrestres en nuestro planeta: por un lado los extraterrestres no están interesados en establecer contacto abierto con la humanidad (en caso contrario, ya lo habrían hecho), y por otro existe una conspiración para ocultar su presencia (sobre los alcances de esta conspiración ver aquí y aquí). Así, tanto los hombrecitos grises (o verdes) como los hombres de negro les hacen la vida de cuadritos.

Para algunos “investigadores” los hombres de negro son extraterrestres, para otros agentes del gobierno norteamericano. Y si bien no hay un acuerdo en cuanto a su origen, sí lo hay en cuanto a sus intenciones: acallar a los testigos y a los ufólogos, y apoderarse y destruir las evidencias irrefutables de la presencia alienígena.

They Knew Too Much About Flying Saucers (1956) de Gray Barker fue el libro en el que por vez primera se habló de los hombres de negro. Sin embargo, fue Albert K. Bender el inventor de estos personajes. Comenzó a hablar de ellos en 1953. Bender sabía toda la verdad sobre los platillos voladores –bueno, eso aseguraba-, pero no podía revelarla porque había sido amenazado por tres extraños hombres vestidos de negro. Las especulaciones no se hicieron esperar. Finalmente, y después de que otros “investigadores” fueran acallados, Bender contó todo en su libro Flying Saucers and the Three Men (1962). El excéntrico Bender aseguró que los hombres de negro eran seres de otro planeta cuya m[...]

El Detractor : Basura a precio de oro [fuente]


14/08/2010

Basura a precio de oro

Los medios de comunicación suelen ofrecer al público afirmaciones extraordinarias (como que los ovnis son naves extraterrestres o que la reencarnación está probada científicamente) y productos maravillosos (como casi todos los que se observan en los infomerciales).

Desgraciadamente todas estas afirmaciones y productos -a pesar de no contar con la evidencia adecuada- son recibidos con gran credulidad. Es difícil encontrar tratamientos críticos o al menos una presentación más o menos equilibrada.

Pero ¿cómo distinguir entre ciencia y seudociencia?, ¿cómo distinguir entre tecnología y seudotecnología?

De lo primero ya escribí en Las patillas de Asimov (aquí y aquí). Ahora me ocuparé de la seudotecnología. Y para ello recurro a lo que anota Mario Bunge en su libro Seudociencia e ideología (Alianza Editorial).
En el caso de los “productos milagro” se trata de un engaño que los consumidores pueden resentir en sus bolsillos o en su salud. De hecho, la seudotecnología debe ser analizada porque es un gran negocio y porque pone en peligro el bienestar de mucha gente. Por ello es que no es trivial u ocioso ocuparse de ésta.
Bunge escribe : “La importancia práctica de nuestro problema puede medirse por el volumen del negocio seudocientífico y seudotecnológico. Este es del orden de miles de millones de dólares por año, y en varios países supera el presupuesto total de investigación y desarrollo. La crítica metodológica y filosófica podrá hacer poca mella sobre este negocio. Pero al menos podrá ayudar a algunos de los decisores que se ocupan de planear o utilizar la investigación científica o tecnológica.”


Un intento de demarcación

“El hombre, supremo creador, es también el máximo falsificador. Puede falsificarlo casi todo, desde billetes de banco hasta la amistad. Incluso p[...]

El Detractor : CUANDO LOS DIOSES ENCARNAN [fuente]


13/08/2010

CUANDO LOS DIOSES ENCARNAN

¿Qué pensaría el lector si yo le asegurara que soy la encarnación de Dios? ¿Y si le dijera que en una vida pasada fui Jesucristo? ¿Y si le afirmara que puedo vivir por varios meses sin comer ni beber? ¿Me creería?, ¿qué estaría dispuesto a hacer por mí?, ¿seguiría mis enseñanzas y consejos?

De lunes a viernes a las 15:30 horas se transmite por Cadena tres el programa La sobremesa, lo conducen Martha Figueroa y Héctor Suárez Gomís. Los conductores platican sobre diversos temas con sus invitados. En Las patillas de Asimov comenté sobre algunas participaciones de Daniel Muñoz, a quien invitan con cierta frecuencia (ver aquí y aquí).

Al escuchar a Muñoz uno se pregunta si habrá seudociencia en la que no crea. Y no se trata de un comentario malintencionado, el hombre habla de conspiraciones para ocultar la presencia de civilizaciones extraterrestres en la Tierra, abducciones, implantes extraterrestres, niños índigo, estigmatizados, reencarnación, profecías de Nostradamus, las capacidades psíquicas del “profeta durmiente” Edgar Cayce, canalizadores (antes se les llamaba mediums), etc. Como si no existiera información crítica sobre estos temas. En su momento –cuando era parte del equipo de Jaime Maussán- defendió la autenticidad de la película de la supuesta autopsia extraterrestre (y como ya expresé aquí, aquel “parteaguas en la historia del ser humano” ha tomado su verdadero valor).

El día de ayer Muñoz se presentó en La sobremesa para hablar de (¡agárrese!) “las encarnaciones divinas”. ¿Ha escuchado usted de los hombres dioses?, ¿le suenan los nombres de Sai Baba o del reverendo Moon?

Héctor Suárez G. y Daniel Muñoz hablaron largo y tendido sobre las personas que aseguran ser la encarnación de Dios. ¿Se trató el tema de forma responsable?, ¿se informó o se desinformó? Juzgue el propio lector[...]