¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • De Avanzada : Ateos y creyentes tienen salud mental similar


    23/04/2015



    Buena parte de la investigación psicológica ha concluido que creer en dios está asociado positivamente con una mejor salud mental que ser ateo. Estas investigaciones han tenido graves problemas metodológicos, como meter en un mismo grupo a los creyentes de baja religiosidad y a la población secular, y reducir la creencia en dios al cristianismo.

    Un artículo publicado en Psychology of Religion and Spirituality, y que corrigió esos errores metodológicos, llegó a conclusiones interesantes, que cuestionan las anteriores:

    Al analizar los datos, los investigadores encontraron una serie de hallazgos sorprendentes, incluyendo que "los que estaban absolutamente seguros de la existencia o inexistencia de Dios tienen en gran parte los mismos niveles de salud mental". Los creyentes inquebrantables sólo salieron por delante de los ateos comprometidos en una medida: mostraron "niveles más altos de gratitud".

    Tanto para los creyentes como para los no creyentes, los investigadores encontraron que el efecto de certidumbre sobre la salud mental fue notable pero pequeño, lo que representa quizás uno o dos por ciento de la variación en salud mental. Esto sugiere que mientras que la creencia puede actuar como un "factor protector de la salud mental de un individuo", su capacidad para servir en esa capacidad parece estar sobrevalorada.

    Lo que es más, alzar las manos y declarar que la cuestión de la existencia de Dios no tiene respuesta también tiene sus ventajas de salud mental: los autoproclamados agnósticos "mostraron mayores valores de salud mental que los participantes que sólo estaban algo seguros sobre la existencia o la inexistencia de Dios".

    (imagen: Pexels)