¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • De Avanzada : Los efectos adversos del yoga


    28/04/2015



    Como ya hemos advertido, el yoga no es especial en comparación con otras formas de ejercicio de la misma duración e intensidad, aunque sus posturas pueden poner en riesgo la salud de los practicantes.

    Un nuevo estudio trata de determinar la frecuencia y características de los eventos adversos del yoga y sus factores de riesgo. Edzard Ernst comenta el estudio:

    Los sujetos fueron 2.508 personas que toman clases de yoga y 271 terapeutas de yoga que conducen las clases. Se realizó una encuesta a los asistentes de la clase de yoga sobre los eventos adversos que se produjeron durante una clase de yoga en el día de la encuesta. Se realizó una encuesta para los terapeutas de yoga sobre los eventos adversos que los terapeutas habían observado en sus estudiantes hasta la fecha. Los eventos adversos se definen como "síntomas indeseables o respuestas que se produjeron durante una clase de yoga".

    Entre los 2.508 asistentes a la clase de yoga, 1.343 (53,5%) tenían enfermedades crónicas y 1063 (42,3%) estaban recibiendo medicamentos en los hospitales. Hubo 687 asistentes a clase (27,8%) que reportaron algún tipo de síntomas indeseables después de tomar una clase de yoga. Los síntomas musculoesqueléticos como mialgias fueron los síntomas más comunes, involucrando 297 casos, seguidos de síntomas neurológicos y síntomas respiratorios. La mayoría de los acontecimientos adversos (63,8%) fueron leves y no interfirieron con la participación en clase. Se examinaron los factores de riesgo de eventos adversos, y las razones de probabilidad de eventos adversos fueron significativamente mayores en los participantes con enfermedad crónica, mala condición física en el día de la encuesta, o una sensación de que la clase era física y mentalmente estresante. En particular, la ocurrencia de eventos adversos graves que interfirió con la práctica del yoga posterior fue alta entre los participantes de edad avanzada (70 años o más) y aquellos con enfermedades musculoesqueléticas crónicas.

    Los autores concluyeron que los resultados de esta encuesta a gran escala han demostrado que aproximadamente el 30% de los asistentes a la clase de yoga había experimentado algún tipo de evento adverso. Aunque la mayoría tenía síntomas leves, los resultados de la encuesta indican que los asistentes con enfermedades crónicas son más propensos a experimentar eventos adversos asociados con la enfermedad. Por lo tanto, es necesaria una atención especial cuando se le presenta el yoga a los pacientes con enfermedades crónicas relacionadas con el estrés.

    Creo que estos hallazgos son interesantes e invitan a la reflexión. La principal pregunta que surge, creo, es la siguiente: ¿EXISTEN CONDICIONES PARA LAS QUE EL YOGA GENERA DEMOSTRABLEMENTE MÁS BIEN QUE MAL?

    Por lo que sabemos, no — no hay evidencia de ninguna condición para la cual el yoga traiga más beneficios que eventos adversos.

    (imagen: Pixabay)