¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • La lista de la vergüenza : La percepción social de la homeopatía (y un curso para mejorarla)


    23/04/2015

    Como el cerebro funciona de esa forma tan extraña que solo saben explicar maestros como José Ramón Alonso, cuando he leído los resultados de la VIII Encuesta sobre Percepción Social de la Ciencia de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) no he podido evitar que mi mente se fuera a 2005. Y es que la prensa ha destacado cosas como que casi un tercio de los españoles cree que el Sol gira alrededor de la Tierra (el 27,5%, concretamente) o que los primeros humanos convivieron con los dinosaurios (el 30,5%), pero, ¿son ciertos esos datos?

    Vamos a fijarnos en el que resalta Luis Alfonso Gámez: uno de cada cuatro españoles (el 24,6%) cree que la homeopatía es muy o bastante científica, porcentaje que aumenta hasta el 50,4 si sumamos los que le conceden algo de credibilidad científica.

    La homeopatía es ciencia para uno de cada cuatro españoles

    El dato puede parecer lamentable (o no, como veremos más adelante), pero, ¿es cierto? ¿Podemos darlo por bueno?

    Esa duda es la que me llevó a 2005, año en el que la Unión Europea realizó también un gran estudio sobre la percepción de la ciencia y la tecnología entre los europeos (pdf en inglés descargable aquí). Los autores del estudio siguieron un formato clásico, pero con una curiosa salvedad: una pregunta se planteó con dos redacciones distintas. A todos los encuestados se les pidió que valorasen si una serie de disciplinas eran científicas o no, pero a la mitad de ellos se les incluyó en el enunciado la astrología, mientras que para la otra mitad el término se sustituyó por los horóscopos. Y estos fueron los resultados:

    Captura de pantalla completa 23042015 180337

    Captura de pantalla completa 23042015 180517

    ¿Por qué esa diferencia? Probablemente por lo que explicó hace un año Richard N. Landers en esta entrada, escrita a raíz de otra encuesta según la cual el 42% de los norteamericanos consideraban científica a la astrología: buena parte de los encuestados confundían la astrología con la astronomía, pero no la relacionaban con los horóscopos. De hecho, con su propia pequeña encuesta Landers comprobó que la inmensa mayoría de quienes eran capaces de describir correctamente la astrología la consideraban poco o nada científica, mientras que quienes la confundían con la astronomía la puntuaban como muy o bastante científica.

    Resultados de la encuesta realizada por Landers

    Volvamos a la encuesta de la FECYT. La cuarta parte de los encuestados consideran la homeopatía como muy o bastante científica, vale, pero ¿de verdad saben qué es la homepatía? Todos nos hemos encontrado con personas que confunden la homeopatía con la fitoterapia y que ignoran por completo que los productos homeopáticos están tan diluidos que muchas veces no contienen ni una sola molécula del principio activo original, y solo contienen agua o azúcar, y de hecho la industria intenta disimular este dato en la medida de lo posible, porque saben que su mayor enemigo es precisamente ese, que los consumidores sepan qué es realmente la homeopatía. Aunque la legislación les obligue a poner el revelador dato de la composición de sus productos…

    Según sus propias etiquetas, estos productos homeopáticos solo contienen azúcar.
    “1 g de gránulos contiene 0,85 g de sacarosa y 0,15 g de lactosa”. Ahora hagan ustedes la suma. (Imagen del blog Con “Q” de Química)

    …o se les escape alguna que otra “confesión” involuntaria.

    La involuntaria confesión de Laboratorios Biótica: 100% sacarosa
    100% sacarosa

    Por lo tanto, y a falta de que la FECYT publique los datos detallados de la encuesta, habrá que tener en cuenta la posibilidad de que mucha gente haya confundido la homeopatía con la fitoterapia (o que les haya despistado el hecho de que muchas farmacias vendan estos productos como si fueran medicamentos de verdad), y posiblemente haya que corregir a la baja esos porcentajes.

    Porcentajes que, por otra parte, no son tan lamentables como pudiera parecer en un principio: si a pesar de esa venta en farmacias, de la apariencia de respetabilidad que le dan muchos medios, de la pasta que las multinacionales gastan en promocionarla (ya que no se la gastan en otra cosa) y hasta de tener un himno propio, como nos cuenta hoy Carlos Chordá, casi un 50% de los españoles consideran acertadamente que la homeopatía es poco o nada científica, quizá lo que tengamos que hacer es alegrarnos, ¿no?

    Bueno, y también trabajar para sacar de su error a ese otro 50%, para lo cual nada mejor que el Curso de Anumerismo, Ciencia, Método y Escepticismo (ACME) que nos ofrece Arturo Quirantes.

    Acme logo redondeado 600

    El curso ACME, que empieza el 24 de abril, se compone de siete módulos: Introducción al método científico, Observación y experimentación, Formulación, verificación y comunicación, Método científico y pseudociencias, El escepticismo y la ciencia, Escepticismo y falacias lógicas y Anumerismo, que pueden seguirse a través de su web, su canal de YouTube o su cuenta de twitter. Y a diferencia de los cursos de los que solemos tratar por aquí, no le va a sacar los dineros a los alumnos (es gratis et amore), y va a proporcionarles (proporcionarnos) conocimientos sólidos y herramientas de pensamiento crítico indispensables, todo ello de la mano de un fabuloso profe de física. Así que ya saben: apúntense y animen a todo el mundo a que se apunte. Que tenemos que bajar esos porcentajes de gente que piensa que los genes de los transgénicos son contagiosos…

    La entrada La percepción social de la homeopatía (y un curso para mejorarla) fue escrita en La lista de la vergüenza.