¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • La Ciencia y sus Demonios : Violencia juvenil, lo mejor y más barato es invertir en justicia social


    30/03/2015

    los-hijos-de-la-pobrezaMucho se ha escrito sobre la supuesta tendencia natural de los adolescentes hacia la violencia, sus causas (la influencia de la TV o los videojuegos, etc.) y la mejor manera de prevenirla. Y durante décadas se han formulado complejas teorías científicas, sociales y hasta políticas para explicar y remediar este aparentemente insoluble problema y que sin embargo puede tener una más que sencilla solución.

    Un reciente estudio realizado en EEUU ha analizado más de 54.000 homicidios acaecidos en California entre los años 1991 y 2012 (Inciso: este número significa unos 4.500 muertos al año, para comparar en España se producen menos de 500 muertes violentas anuales) y ha encontrado unos interesantes resultados fuertemente ligados a la pobreza. El estudio muestra que en entornos donde las necesidades están cubiertas (índices de pobreza por debajo del 10%, líneas azul claro y naranja del gráfico) se comenten muy pocos asesinatos y los adolescentes no son más proclives a cometer este delito que el resto de la población.

    violencia juvenil pobreza

    Sin embargo a medida que las tasas de pobreza aumentan, la violencia también lo hace y se va concentrando cada vez más en edades más tempranas. Así con tasas de pobreza entre 10-20% (líneas gris y amarilla) los menores de 50 años son más violentos que los mayores de esa edad. Cuando la pobreza se encuentra por encima del 20% (línea azul oscura), la tasa de homicidios sigue aumentando y se desplaza hacia personas más jóvenes, de tal manera que cuando la pobreza es superior al 25% (línea verde) es cuando se encuentra que los jóvenes concentran los delitos de sangre junto con un aumento espectacular del número de asesinatos. Esto sería así porque los niños son las personas que más sufren los efectos de la pobreza y es cuando llegan a la adolescencia o a la juventud, es decir cuando empiezan a ser autónomos, cuando se puede liberar aunque sea de manera explosiva todo el sufrimiento y las carencias acumulados durante años.

    Las conclusiones que se derivan de este estudio son claras, si se quiere atajar de una vez por todas el problema de la violencia lo mejor que pueden hacer los gobernantes responsables es invertir en justicia social: igualdad de oportunidades, estado del bienestar, distribución de la renta, condiciones dignas de vida para todos, etc. Ello además de eliminar mucho sufrimiento innecesario y prevenible permitiría también un gran ahorro en policías, jueces y cárceles. En resumen hay que elegir en gastarse en dinero en servicios sociales o más tarde en represión.

    Es más, este tipo de estudios demuestra palpablemente que la actual política de recortes hacia las clases sociales más desfavorecidas implicará a la larga no sólo más sufrimiento directo para los individuos excluídos, sino también más violencia en todas sus facetas, violencia que acabará permeando también hacia las capas superiores de la sociedad ya que pueden convertirse en víctimas de esos desheredados a los que se ha despojado previamente de toda esperanza y futuro. Y teniendo todo esto en mente habría que ir pensando que en España, en donde tenemos el triste honor de ser uno de los países desarrollados con mayor porcentaje de pobreza infantil: el ¡36%! y con miles y miles de niños que han perdido todo incluso han sido deshaucidos de su hogar quizás no estaría de más ir juzgando a los responsables de estas criminales (nunca mejor dicho) políticas de recortes sociales, porque sobre ellos recaerá la culpa del más que probable aumento de la delincuencia y la violencia en las próximas décadas.

    P.D a 31/03/2015

    Y un recientísimo estudio publicado ayer muestra como los cerebros de los niños sometidos a pobreza no sólo muestran peores rendimientos (medidos por los famosos test de inteligencia o por pruebas de comprensión y lectura) como ya se sabía anteriormente, sino que además tienen mucho menos desarrollado el área cortical.

    MRI pobreza

    Entradas relacionadas:

    * El reto de la globalización

    * Desmontando interesados mitos sobre eficiencia y gasto sanitarios

    * Economía de mercado y sociedad de mercado

    * El neoliberalismo que no vemos

    * Primero la ideología, después la economía

    * Un poco de cordura económica