¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • Tomates con genes : ¿Por qué no tenemos trigo apto para celíacos en los supermercados?


    03/03/2015

    Llega a mi buzón de correo una petición en change.org creada por Lucía Gemma Fernández. Habla de que en España hay 500.000 celíacos, es decir, personas intolerantes al gluten y que el precio de los alimentos es prohibitivo, por poner un ejemplo.

    • - Un kilo de harina normal (trigo): 0.60 céntimos de euro; Un kilo de harina sin gluten: 5 euros.
    • - Un kilo de macarrones normales (trigo): 0.70 céntimos de euros; Un kilo de macarrones sin gluten: 5 euros.
    • - Un kilo de galletas normales (trigo): 2.70; Un kilo de galletas sin gluten: 8 euros.

    Obviamente ser celíaco es muy caro, casi prohibitivo y hoy por hoy el único tratamiento, salvo algún probiótico que tiene efectos paliativos como procelíac, es cuidar la dieta, que sale muy cara ¿Se podría hacer algo para mejorar las condiciones de vida de los celíacos? Por supuesto. El hecho de que estos alimentos sean tan caros es debido a que se tienen que utilizar harinas de arroz o de maíz o someterlas a complicados tratamientos para eliminar el gluten, lo que encarece el producto. ¿Habría otra solución? Pues por ejemplo desarrollar una variedad de trigo sin gluten, que fuera apto para celíacos. Eso nos ahorraría tener que utilizar harinas de otros cereales o tener que someterla a algún tratamiento. ¿Hablamos de ciencia ficción? Ni mucho menos.

    El trigo apto para celíacos ha sido desarrollado hace unos años por Francisco Barro en el Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba, un centro público del CSIC. No obstante no se comercializa y si lo hace en el futuro cercano, será en Estados Unidos. ¿Cómo puede ser que una tecnología creada con fondos públicos españoles acabe en manos de una empresa privada americana? Pues por la aberrante ley anti-OGM europea. Ninguna empresa española o Europea se ha interesado en desarrollar comercialmente el trigo debido a las trabas del proceso de autorización, que prácticamente imposibilitan su salida al mercado, a pesar que los ensayos clínicos también se están haciendo en España. El resultado, los derechos de uso han sido adquiridos por la empresa americana Dow agrosciences, dado que el proceso de autorización en los Estados Unidos es mucho más fácil. Por lo tanto mientras aquí estamos recogiendo firmas para subvencionar la comida sin gluten, en Estados Unidos han adquirido los derechos para una tecnología efectiva que permita abaratar el coste.

    Facua en contra de los celíacos

    ¿Quienes son los culpables de llegar a esa situación? Hay muchos, y de todos son conocidos. Empezaremos por la Unión Europea y su Política Agraria Común que lo único que está consiguiendo es arruinar el campo y que cada vez seamos más dependientes de las importaciones. Y no olvidemos que la política europea que bloquea el desarrollo de los OGM es debida en gran parte a la presión sobre los políticos que ejercen numerosas organizaciones ecologistas o de consumidores. Ya que este desarrollo se ha hecho en Andalucía, no está de más recordar quien ha organizado manifestaciones en contra de los OGM, por ejemplo la PALT, aunque sus reivindicaciones demostraran que realmente no sabían ni lo que es un OGM. Sus delirantes manifiestos eran firmados por gente como:

    La PALT está integrada por las siguientes organizaciones y redes andaluzas: FACUA-Andalucía, UCA-UCE, Red Andaluza de Semillas “Cultivando Biodiversidad”, Ecologistas en Acción-Andalucía, Veterinarios sin Fronteras-Andalucía, Grupo Soberanía Alimentaria y Género, Ingeniería sin Fronteras-Andalucía, CERAI, Asociación CAAE, Federación Andaluza de Consumidores y Productores Ecológicos, Amigos de la Tierra, Greenpeace, Plataforma de Huertos Urbanos y La Talega. Y cuenta con el apoyo activo de COAG-Andalucía, SOC/SAT, Alianza por la Soberanía Alimentaria de Córdoba y Alianza por la Soberanía Alimentaria de los Pueblos-Málaga

    Lo más triste es que la mayoría de estas organizaciones se financian a costa de subvenciones públicas debido a que son muy poco representativas y tienen pocos socios. Es decir, que el dinero de los impuestos se utiliza en fastidiar el desarrollo científico que nos puede beneficiar a todos. Pues nada, amigos celíacos, ahí tenéis a los culpables de que no haya trigo sin gluten en los supermercados y de que cuando en un futuro se comercialice, tengáis que pagar la patente a una empresa americana, a pesar que la investigación se ha hecho con vuestros impuestos. Más que recoger firmas, yo empezaría a señalar a los verdaderos culpables de que la solución exista, pero esté guardada en una estantería.

    La entrada ¿Por qué no tenemos trigo apto para celíacos en los supermercados? fue escrita en Tomates con genes.