¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • La lista de la vergüenza : La “ciencia” de las terapias naturales


    18/06/2014

    Ya sabrán ustedes que el próximo 12 de julio llevaremos a cabo una protesta contra el proceso de regularización de productos homeopáticos que ha emprendido (por tercera vez) el Ministerio de Sanidad, por motivos como los que pueden leerse aquí, aquí, o aquí, por ejemplo. Pero si son visitantes habituales de esta lista sabrán que la homeopatía, aunque sea la más exitosa de las pseudoterapias que se han colado en el ámbito público de nuestro país, no es ni mucho menos la única. La fascinación que algunos sectores sienten hacia las mal llamadas “terapias naturales” (mal llamdas así porque ni son naturales ni son terapias) hace que a veces no lleguen auténticas extravagancias, como la que ha albergado hace muy poco, para vergüenza propia y ajena, el Colegio de Enfermería de Murcia.

    Pero antes de entrar en materia permitanme un pequeño inciso. Se ha comentado muchas veces que uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos quienes denunciamos públicamente la pseudociencia es la desigualdad de armas: para inventarse una majadería delirante bastan unos minutos y un poco de imaginación, pero para verificarla y, en su caso, desmentirla puede hacer falta una larga y laboriosa tarea de investigación y documentación. Pero es que esa es la situación más favorable: a veces nos encontramos con afirmaciones cuya conexión con cualquier tipo de realidad es tan inexistente que sencillamente uno no sabe ni por donde empezar.

    Y ese es el caso de esta charla de la cual está tan orgulloso el Colegio de Enfermería de Murcia que hasta la anuncia con gozo en la portada de su web: una conferencia sobre La concepción holística del ser humano.

    Colegio de Enfermería de la Región de Murcia   Inicio

    ¿Que no han tenido ustedes la suerte de estar en Murcia en estos días y no han podido asistir a la charla? Bueno, no se preocupen: el diario La Verdad lo explica en una entrevista a la autora de la charla, Griselda Tolla. Quien, por cierto, según el Colegio de Enfermería de Murcia es nada menos que “responsable de culturas ancestrales de la UNESCO”, aunque el buscador de la institución, ¡qué cosas! no la conoce de nada.

    Captura de pantalla completa 17062014 181338

    La entrevista, con el llamativo título de “Las terapias naturales tienen una base científica”, no está en la edición digital del diario, sino en papel, pero como hemos tenido acceso a ella podemos facilitarles unos extractos. Gracias a los cuales ustedes sin duda sabrán qué es eso de la concepción holística del ser humano y qué bases científicas tienen esas terapias. Y una vez lo sepan, por favor, explíquenmelo, porque yo no he entendido ni papa.

    Todos nuestros antepasados sabían que tenemos un cuerpo energético y que ese cuerpo energético es el que nos da la vida. La sumatoria de todos los campos de las células, los tejidos y los órganos del cuerpo, forman un entramado energético que es el Biocampo o cuerpo energético.

    Tras esta introducción, y movida quizás por el hecho de que a esas alturas los biólogos, que tienen muy poco aguante, ya se habrán muerto del susto, la señora Tolla la emprende con los físicos:

    El fisico alemán Winfried Schumann fue el descubridor de una frecuencia existente entre la ionosfera y la tierra y estas frecuencias de Schumann coinciden con las ondas cerebrales alfa (relaxing). A través del sistema perineural es trasmitida a las manos donde crea un campo biomagnético que a su vez influye en otros campos. Cuando se hace una imposición de manos, proyectamos energía resonante de Schumann a otras personas, se entra en sincronía con la energía telúrica. Según Griselda Tolla, «esto es fantástico, es una demostración física que cuando tú te detienes, te relajas, entras en la misma frecuencia de onda que la Tierra y esa energía es trasmitida a través de las manos. Es por lo que muchas Terapias Alternativas dan resultado. La ausencia de la frecuencia de Shumann hace que el cuerpo enferme. La salud es el estado natural del cuerpo, el no dolor es lo normal, no es natural que algo te duela. Esto lo saben los aborígenes desde siempre. Saben que hay una frecuencia vibratoria por la que todos estamos conectados y si alguien cercano tiene molestias, pronto empezaremos a tener molestias».

    Aquí haremos una pausa, en primer lugar para permitir que el pobre Schumann deje de revolverse en su tumba, y en segundo para aclarar que la señora Tolla tiene toda la razón del mundo en un punto: cuando dice que “esto es fantástico“. Porque la relación entre las frecuencias de Schumann y el “campo biomagnético”, la “frecuencia de onda de la Tierra” y demás es eso, una delirante fantasía. Las frecuencias de Schumann se deben a las características físicas de la cavidad formada entre la superficie terrestre y la ionosfera, y están influenciadas por la mayor o menor frecuencia de relámpagos en la atmósfera y otros factores también puramente físicos, pero ni siquiera pueden considerarse como la “frecuencia de onda de la Tierra” (que viene determinada por las características del planeta, no de su estructura atmosférica). Y, desde luego, cualquier relación entre las frecuencias de Schumann y ese supuesto “campo biomagnético” solo existe en la imaginación de la señora Tolla… o, mejor dicho, en la de los charlatanes que la inventaron mucho antes, porque ni siquiera es una ocurrencia suya.

    Y ahora dirán ustedes: y esa bobada, ¿qué tiene que ver con la base científica de las terapias naturales? Pues no se preocupen, que la señora Tolla nos lo explic… bueno, nos dice esto:

    Desde un enfoque naturista, la conciencia puede con el cerebro. La Biofísica nos dice que la conciencia enmarca la actuación del cerebro, «lo que tu piensas va a definir el resto de tu cuerpo» añade la profesora. (…) «Por ello -continúa la profesora- es la conciencia quien genera la dinámica de unos vórtices energéticos que relacionan nuestro cuerpo energía con nuestro cuerpo físico, son los conocidos chacras, algo de lo que todas las culturas aborígenes hablan de ello».

    Y aquí es donde nos encontramos con el problema que les comentaba antes: ¿cómo se mastica semejante cosa? Vale, sí, podríamos extendernos un poco con eso de que la conciencia (que no es sino una manifestación de la actividad cerebral) “puede con el cerebro”. Pero a ver cómo intentamos poner un poco de significado a eso de que

    genera la dinámica de unos vórtices energéticos que relacionan nuestro cuerpo energía con nuestro cuerpo físico

    Supongo que la idea (si es que puede llamarse así) es lo que cuenta a continuación al decir que

    El miedo, la vergüenza, resentimientos, rabia, impotencia, pena, la exclusión social, imposibilidad de expresarse… son elementos que bloquean estos vórtices energéticos (chakras), y al bloquearse hay una disfunción. El bloqueo se traduce físicamente en emociones que densifican el tejido (agua, rígida), lo que produce una alteración física y funcional del campo de influencia.

    O sea, que las emociones nos bloquean los chakras y claro, se densifica el tejido a base de agua rígida, que es lo que nos pone malitos. Claro como el agua. Rígida. Eso.

    En fin, que tras esta explosión de imaginación la señora Tolla dice que

    las terapias naturales empiezan a dar resultado y se están desarrollando con una base científica que nadie puede negar

    Y puede que algo de razón tenga: para negar algo primero hay que entenderlo mínimamente, y, la verdad, visto lo visto…

    Todo esto, como decíamos, ocurrió el otro día, pero los amigos de Murcia no tienen motivos para respirar tranquilos. Aunque la señora Tolla se haya ido con los chakras a otra parte, la Comisión de Enfermería Naturista y Terapias Complementarias del Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de la Región de Murcia, organizadora de la cosa, ofrece

    formación continuada a través de cursos, jornadas y seminarios en diferentes disciplinas: Acupuntura, Auriculoterapia, Osteopatía, Quiromasaje, Fitoterapia, Cromoterapia, Tacto Terapéutico, Flores de Bach, Homeopatía y Reflexología Podal.

    pretende

    proponer una formación a nivel universitario con Enric Corvera.

    quien, como recordarán, ya ha pasado un par de veces por esta lista, y además se comprometen a investigar

    las líneas de aproximación a la Metodología Científica sobre sus enfoques del cuidado.

    Investigación que, visto lo visto, debe consistir en ver por donde van y salir corriendo en dirección contraria. Por si los chakras, claro.

    P.S.: Y en otro orden de cosas, si de verdad tienen ustedes la suerte de estar en Murcia, pueden aprovechar para asistir a una actividad que sí merece la pena: el Evento Aniversario de la Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia. Yo sí estaré; los organizadores de la charla de la señora de los chakras, en cambio, huirán despavoridos, no sea que se les esclafen los vórtices bioenergéticos.

    La entrada La “ciencia” de las terapias naturales fue escrita en La lista de la vergüenza.