¡Atención!, estas viendo el archivo de ¡Magufos! que corresponde a las publicaciones anteriores a 2016.
La nueva versión de ¡Magufos! está funcionando aquí: www.magufos.com.

  • ¡Existen los fantasmas! : La importancia de Internet en la divulgación científica


    21/10/2012

    Muchas personas cercanas a la divulgación científica y al pensamiento crítico nos indignamos cuando personajes con visibilidad o responsabilidad pública, como políticos, jueces, pretendidos divulgadores, periodistas, etc, derraman sus opiniones acerca de temas de índole científica sin aparentemente haber obtenido previamente información fiable y rigurosa sobre el tema en cuestión. Nos quejamos de las fuentes dudosas o claramente falaces de donde beben esas personas, dado que sus opiniones van a tener una repercusión enorme en la sociedad que, no nos engañemos, los toma acríticamente como portadores y voceros de la verdad absoluta. Deberíamos ser conscientes, pues, de la importancia crucial que la información veraz y contrastada debe tener, e Internet es el medio donde la mayoría de aquellas personas indagan en busca de información o fuentes.

    Tomemos el último y sangrante caso del juez italiano, que sin encomendarse a nadie, ha dictaminado que las radiaciones provinientes de los teléfonos móviles son culpables del desarrollo de cánceres y otras enfermedades. Seguramente el señor juez acudió a Internet para documentarse sobre el tema, totalmente ajeno a su profesión jurídica. ¿Qué es lo primero que encontraría al respecto? Pues probablemente información de fuentes poco o nada fiables, o muy generalistas, o claramente sensacionalistas, que son las que ocupan más espacio y visibilidad en la red. Documentación poco científica, no basada en pruebas sino en creencias y prejuicios, completamente alejada de la realidad de la Ciencia. Y en base a esta información, a lo que creyó el juez como fuentes fiables, redactó su sentencia.

    Valdría la pena, pues, que tanto científicos como divulgadores inviertan parte de su tiempo en optimizar sus webs y blogs, informarse aunque sea de forma general sobre las herramientas que hacen que una web o blog sea más visible, que sea más fácilmente localizable, que se encuentre entre los primeros puestos en los resultados de búsqueda en los buscadores principales, de forma que los usuarios que entren en la red buscando información no vayan a parar a webs estrambóticas o blogs de rigor cuanto menos dudoso.

    No nos limitemos a crear buenos contenidos con información fiable, eso no basta si luego nadie es capaz de encontrarnos en el marasmo de Internet. Debemos hacer un pequeño esfuerzo para que nuestras webs y blogs sean las primeras en ser consultadas, las más visibles, las mejor posicionadas, las primeras en el ranking, para que los creadores de opinión y comunicadores obtengan de primera mano información fiable y rigurosa. Y, de paso, el resto de la sociedad.